Dos S Multimedia

Se vienen cambios en Windows Phone

La división móvil de Windows busca, después de darse por vencido en intentar robarle mercado a Android y iOS, cambiar su perspectiva y su aproximación al mercado, al especializarse en servicios corporativos, un nicho en el que le podría ir mejor que contra los dos sistemas operativos comerciales que dominan.

Kevin Gallo, un alto ejecutivo de la empresa, anunció en un evento en Londres que sus primeros intentos de atacar el mercado con teléfonos con Windows Phone no generaron beneficios de ningún tipo, ni financieros, ni de renombre en el mercado. Así que ahora la estrategia será especializar su nuevo sistema operativo con funciones empresariales que le permitan obtener la atención de un nicho específico que si podría satisfacer sus necesidades con lo que ofrece Windows en su sistema operativo móvil.

Según las palabras de Gallo en el evento BUILD, se puede intuir que la generación de móviles que se aproxima por parte de la empresa seguirán la misma tendencia de la última línea de móviles de HP, con especificaciones de muy alto rendimiento y la venta por medios no-convencionales, algo que indica que serán teléfonos con enfoques en el uso corporativo.

A pesar de todo esto, Gallo insiste en que no dejarán Windows Phone atrás, con su última versión siendo la versión móvil de Windows 10, inclusive asegurando que se acerca una nueva actualización que traerá muchas cosas positivas para la plataforma, al igual que para la versión de Windows 10 original, la de escritorio. Planean que las computadoras y los móviles que operen con Windows tengan una relación bastante orgánica y eso incentive a los compradores a tener el mismo sistema operativo en todos sus dispositivos.

Al parecer, Windows Mobile ha tomado una decisión inteligente al reinventar su mercado, atendiendo a un grupo de consumidores que quizás no está conforme con los productos que están en el mercado actualmente. ¿Podrá la empresa americana dominar el mundo de los móviles corporativos? Muy pronto nos enteraremos.