Dos S Multimedia

USA emite nuevas normas para usar los drones con una finalidad comercial

Con las nuevas tecnologías, vienen nuevas regulaciones, y esta vez le ha tocado a los drones. El gobierno de los Estados Unidos ha emitido las nuevas normas para el uso de drones destinado a fines que pueden ser comerciales, científicos o educativos, entre otros. Siendo un dron técnicamente una aeronave que no tiene tripulación, hay ciertos controles por los que el que los opera debe pasar para poder ejercer control sobre ellos con orden y responsabilidad.

El órgano en cargado de la administración en la aviación de EEUU se encargó de emitir las primeras normas sobre drones, afectando a todos los que tengan un peso de 25 kilogramos o menos. Los dueños de drones deben realizar exámenes escritos sobre las regulaciones y otros sobre algunos controles de carácter de seguridad, similares a los realizados por los pilotos de aeronaves tripuladas.

Entre las normas que se emitieron esta la prohibición de vuelos a horas de la noche por parte de los drones, y también la del sobrevuelo por encima de personas, traduciendo a que la altura máxima de vuelo para un dron es de 122 metros, y que la distancia mínima segura de cercanía a los aeropuertos es de 8 kilómetros.

En el último cuarto del año 2015, se anunció que era obligatorio el registro de operadores de drones de fin recreativo para poder lograr identificar quienes realizaban las infracciones en caso de haber. Ya grandes empresas como Amazon están experimentando con servicios de entregas a través de drones y las autoridades mantienen contacto con estas empresas con fines informativos.

Algo muy positivo y alentador para el país norteamericano es que esta nueva industria puede generar ingresos importantes para su economía, con estimaciones de más de 80.000.000 dólares de revenue para el país, y además generando alrededor de 100.000 puestos de trabajo. El presidente de los EEUU, Barack Obama, se pronunció a favor de las regulaciones ahora impuestas, mayormente a causa de un accidente, ya que un dron se estrelló en uno de los patios de la Casa Blanca el año pasado.