Dos S Multimedia

Accesorios ¿imprescindibles? para el móvil

El teléfono móvil dejó hace mucho de ser un simple teléfono. Hoy es medio de comunicación, herramienta de trabajo, aparato imprescindible para escuchar música o ver algo que nos apetezca en la televisión… Y todo ello gracias en gran medida a la infinidad de accesorios y gadgets que hay en el mercado y que trasforman por completo cualquier teléfono, convirtiéndolo en mucho más que un teléfono. ¿Son todos necesarios? Seguramente no, muchos no son más que caprichos o a veces modas pasajeras.

¿Cuáles son esos accesorios que para muchos se han convertido en imprescindibles? Vamos a ver algunos:

  • Chromecast: este dispositivo de reproducción multimedia se conecta al puerto HDMI de la televisión y permite ver en ella contenidos en streaming, controlando desde el móvil lo que ves o escuchas.
  • Auriculares: un verdadero mundo aparte en el que las modas tienen mucho que decir. De todos los tamaños imaginables, de colores, con manos libres… los auriculares para muchos se han convertido en casi una extensión de su teléfono. Y, junto a los auriculares, debemos mencionar los altavoces… otra forma de escuchar lo que tenemos en el móvil.
  • Wearables: relojes inteligentes conectados mediante bluetooth al móvil y que dan mucho más que la hora.
  • Gafas de realidad virtual: para auténticos caprichosos, aunque las hay de un precio tan asequible que están consiguiendo hacerse un hueco en la demanda.
  • Baterías: es de esos accesorios imprescindibles, sobre todo para los que no puede vivir sin su teléfono. De diferente tamaño y capacidad, son ideales y necesarias en infinidad de situaciones. Y es que no siempre hay un enchufe a mano.
  • Palo de selfie: es el ejemplo de cómo lo más sencillo puede convertirse en absolutamente imprescindible. Este accesorio permite sacar los mejores selfies y teniendo en cuenta lo de moda que están, resulta mucho más que necesario para conseguir que esa foto sea, al menos, decente.

Desde miniobjetivos para la cámara del móvil a punteros, micrófonos manos libres o incluso flashes para adaptar al teléfono, el mundo de los accesorios es casi inabarcable ¿pero realmente hacen falta todos?