Dos S Multimedia

Los teléfonos móviles del futuro

El mundo de la telefonía móvil experimenta cada día una nueva revolución. Prácticamente no da tiempo a asimilar todas las innovaciones y todos los cambios que se van produciendo; el universo de las aplicaciones para móviles ha acabado por asentar un nuevo escenario en el que el usuario puede saciar cualquier inquietud que tenga que ver con lo lúdico, pragmático o profesional.

No obstante, los más expertos en el tema ya se atreven a poner sobre la mesa una serie de coordenadas por las que habrá de pasar el itinerario de los celulares del futuro. En cuanto a la batería, estas se recargarán más rápidamente en el futuro. La proliferación de aparatos inalámbricos que sirven para recargar el móvil en cualquier lugar o espacio del mundo abre en estos días muchas más opciones; integrar estos aparatos en el propio móvil puede hacer que las baterías pasen a la historia. Lo que sí resulta una evidencia es que los cargadores irán haciéndose más pequeños y livianos, aunque a largo plazo el objetivo es que desaparezcan por completo y los problemas con la batería dejen de ser un engorro.

Parece ser que los móviles del futuro dispondrán de pantallas flexibles y de holograma. La realidad virtual llegará hasta los usuarios de la mano de teléfonos futuristas que tendrán en el grafeno su mineral más preciado y su principal eje para ampliar las posibilidades. Este móvil logrará reunir toda clase de dispositivos electrónicos, desde mandos a distancias para diferentes aparatos hasta la capacidad de un ordenador normal.

El grafeno, cinco veces más ligero que el aluminio supondrá una revolución más. Con él, los móviles se podrán enrollar, la imagen podrá proyectarse sobre cualquier superficie y el mundo virtual alcanzará cotas que hoy nos parecen insospechadas. Los móviles serán ligeros, finísimos y flexibles, merced a la monocapa de átomos y al matiz transparente que el grafeno es capaz de ofrecer.